INDIA. Recorrido por el Sur

De momento no nos hemos quedado sordas, pero sospechamos que muchos millones de indios no deben estar muy bien del oído, ni de la cabeza. Este pais ensordece y enmudece ... Esa manía de tocar la bocina a toda hora, los buses, los toc-toc (moto taxi), el tren, etc. a todo volumen y no importa si uno va de pasajero o de peatón, se escuchan los bocinazos en estereo. Y si se suma el sonido a tope de la música o los bodrios de tele, pues peor. 

Del recorrido, bajamos hasta Varkala, casi en la puntita suroeste y ya vamos subiendo por la costa del Indico (Mar de Bengala). Hemos tenido que priorizar sitios porque no contábamos con lo demorado del transporte público. Hemos cogido tren, autobus, taxi, toc-toc, ferry. De media se circula en bus a 35 km/h y en tren a unos 50. Asi que los viajes pueden ser eternos, sobretodo en los destartalados autobuses. Hay que cuadrar bien el itinerario y hemos buscado sitios "pequeños" y tranquilos para descansar y no volvernos locas y sordas. No nos relajamos con el yoga ni la meditación que esas cosas no nos van, preferimos la playa o los pueblos.

La semana pasada hemos estado en varias ciudades del estado de Tamil Nadul, pueblos grandes de casi 1 millón de habitantes, pero que justifica la visita por sus templos. Compartimos ruta con Nadia, una colombiana que por casualidad nos encontramos en Ooty, en las motañas donde cultivan te.

Ayer tuvimos una clase de antropología o sociología india. El motivo fueron las 20 horas de tren sleeper (tren cama) desde Chenai hasta Bhuvaneswar donde estamos ahora. Interesantísimo compartir tantas horas con el paisanaje indio.

Aquí han aumentado exponencialmente los mendigos, la gente tirada, las chavolas y la suciedad. Aunque de bañarse, muchos se bañan, el problema son las aguas verdes aposentadas que utilizan, para asearse y lavar la ropa. Nosotras lavamos a mano en los hoteles, por si acaso.

Nos ha llamado la atención la cantidad de grifos en los baños (aunque a veces no funciona ni uno). Hemos usado de taza y de hueco, aunque los primeros son los más comunes en los hostales.  No faltan por lo menos un cubo y una jarra de plástico para el plan B, la ducha a totumazos.

La comida sigue estando bien. Tuvimos una pequeña molestia estomacal, sin diarrea aguda. Nuestra barriga no resultó tan trotamundos, aunque la verdad hemos comido en muchos sitios a los que alguno de ustedes ni entraría.

Todo bien, en unos dias llegaremos a Calcuta. Después iremos a Nepal, pero esto sera otra historia.

Ya les iremos contando ...

No hay comentarios :

Publicar un comentario